Buscar

El Ballet, clave para el desapego

Asistir a clases es la oportunidad perfecta para que las niñas puedan desprenderse de sus padres de una forma saludable

Entre los dos y los seis años, los y las niñas comienzan a desarrollar su personalidad. Durante este periodo, tienden a manifestar un cierto sentido de independencia de sus padres, así como posiblemente desarrollar cualidades a largo plazo.


Fomentar la independencia de una niña o niño desde temprana edad, ayuda a que sea un ser equilibrado. Asistir a alguna actividad extra escolar, les permite generar esa confianza que los llevará a desprenderse de sus padres de una forma saludable, al mismo tiempo que les ayuda a combatir la timidez.


El ballet es perfecto para mejorar esto, ya que todos los elementos que conforman una clase: responsabilidad, disciplina y convivencia, los llevan fuera de su zona de confort y les desarrolla nuevas habilidades.


ES MOMENTO DE COMENZAR


El ballet es una de las mejores oportunidades que puede tener tu hija o hijo para crecer como individuo, especialmente en lo que respecta a las actividades artísticas y recreativas.

Es especialmente importante para los padres el promover conductas sanas (tanto mentales como físicas) con el fin de garantizar una mejor calidad de vida para sus pequeñas.


Esta opción es perfecta ya que enseña niveles de disciplina y trabajo duro que los deportes tradicionales no pueden.


Igualmente, en el ballet se desarrolla una especie de unión especial ya que incluye una variedad de actividades grupales e individuales.














La sensación de estar en un escenario puede asustar a la mayoría de las niñas la primera vez; no obstante, con el tiempo comenzarán a sentirse más seguras de sus habilidades.



53 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo